< Atrás

Monitorización de la Calidad del Aire Interior como estrategia de alta responsabilidad corporativa

July 2020

Llevamos cuatros meses repensando nuestros espacios de trabajo, valorando medidas de protección y seguridad para evitar la propagación del COVID-19 y garantizar unas adecuadas condiciones laborales.

Aunque la flexibilidad haya llegado para quedarse, seguimos en estado de pandemia y mientras reflexionamos sobre las estrategias híbridas de teletrabajo y trabajo presencial, nos parece importante sacar a la luz ejemplos reales, casos de éxito de empresas que apuestan por la monitorización de la calidad del aire interior, como una de las estrategias de su alta responsabilidad corporativa. 

Nadie duda de la importancia de la calidad del aire interior. De hecho, desde que se publicara hace unos días que “la OMS reconoce que es posible la transmisión aérea del coronavirus en interiores”, la calidad del aire que respiramos ha pasado a ser una clara prioridad. Desde inBiot nos parece importante ser precavidos con medidas correctoras generalizadas ante el COVID-19, aunque desde luego, la mejora de las condiciones del aire interior en espacios cerrados será siempre un beneficio para trabajadores y usuarios.

Caso de éxito

Zabala Innovation Consulting es una consultora internacional independiente de origen navarro especializada en la gestión de ayudas para proyectos de I+D. Una empresa con aire familiar y dimensión internacional, con una clara apuesta por la responsabilidad social corporativa.

Una de sus apuestas por la innovación pasa por la mentorización de empresas noveles a través del programa Impulso Emprendedor de CEIN – Centro Europeo de Empresas e Innovación de Navarra. InBiot fue seleccionada por este programa en el año 2018. En 2019 Zabala Innovation Consulting, además de mentor y de ayudar a inBiot a conseguir financiación pública, fue uno de sus primeros clientes, apostando por la calidad del aire en el interior de sus oficinas.

De hecho, gracias a esta colaboración se puso en práctica una fórmula innovadora en el modelo de negocio desarrollado hasta la fecha, implementando el renting de los dispositivos de monitorización continua de la calidad del aire interior desarrollados por inBiot.

De esta manera, se garantiza el seguimiento de la evolución de la calidad del aire interior. Esto permite evaluar las condiciones de trabajo en el día a día y en función de condiciones climáticas a lo largo del año. Además, facilita el estudio, análisis y evaluación específica de los diferentes parámetros que condicionan la calidad del aire, así como la validación de los sistemas y hábitos de climatización y ventilación implementados, o las estrategias de mantenimiento o equipamiento de las oficinas. 

Resultados de la monitorización

Uno de los aspectos que más llama la atención en la monitorización de la calidad del aire interior en estas oficinas es el bajo nivel de formaldehído detectado. El formaldehído es una de las sustancias tóxicas más comunes en espacios interiores, debido a su utilización como adhesivo, biocida, conservante, desengrasante, desinfectante, disolvente, fungicida, impermeabilizante, pesticida, o como protector de madera. Su presencia se debe principalmente a su incorporación en las colas de los tableros de virutas aglomeradas y otros materiales derivados de la madera. Es decir, se trata de un contaminante muy presente en materiales de construcción y acabado y, principalmente, en equipamiento y mobiliario.

El formaldehído es una sustancia peligrosa, ya que en niveles altos puede causar alergias, dolor de cabeza, irritación de las mucosas, picor de nariz, ojos enrojecidos, tos o caída del cabello. Es además una sustancia incluida dentro de la lista negra del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud y clasificada como cancerígena.

Por ello, la apuesta en la selección de mobiliario en Zabala Innovation Consulting ha sido la de utilizar mobiliario fabricado con tableros libres de formaldehído. Una medida cuya eficacia se ve reflejada en los datos monitorizados, con valores de fondo continuos inferiores a 40 µg/m3, cuando los valores máximos recomendados por la OMS rondan los 100 µg/m3.

Monitorización IAQ como estrategia de alta responsabilidad corporativa

La mejora de la calidad de los espacios interiores también pasa por la sensibilización de personas trabajadoras y usuarias del edificio. De hecho, el siguiente paso en el que se está trabajando es el de mostrar la información monitorizada en tiempo real, en un lugar visible. De esa manera será una herramienta de información, no sólo para quien gestiona los dispositivos, sino también para quien ocupa el edificio.

La plataforma en la nube My inBiot ofrece la posibilidad de mostrar los datos en pantalla completa, servicio que complementaría la información ya disponible. Porque los datos pueden ser sólo números clasificados, pero en el momento en que se convierten en información, son una pieza clave en las posibilidades y estrategias para la mejora de la salud en espacios interiores. 

Compártelo en

Linkedin Twitter Facebook
Linkedin
Twitter
Facebook

Copyright © 2022 inBiot. Todos los derechos reservados